Porque en algún punto coincidimos...

lunes, 18 de junio de 2012

LUZ DE LÁGRIMAS


Encontraré tu cuerpo en la ventana,
en la corteza del mar que no se rompe.
Entenderé, al fin, que nada salva,
si estás dispuesta a condenarte,
a no vivir...
A perderte para siempre
en esta luz de lágrimas,
a preferir la huida a la batalla.
El tiempo no sirve para ocultarse
ni redimir. Al fin, nada nos salva.


Gonzalo Salesky

3 comentarios:

  1. ¿y si no necesitáramos ser salvados? me ha encantado... un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, sería bueno no necesitar serlo...
    Saludos

    ResponderEliminar